jueves, 27 de julio de 2017

UNA HISTORIA CON FINAL FELIZ

En una sociedad tan exigente como en la que actualmente nos encontramos es imprescindible obtener una base educativa sólida que impulse el aprendizaje y el sano desarrollo de los niños, trabajo que día a día realizamos en el Centro Comunitario de Desarrollo Infantil San José.


En el ciclo escolar 2016 - 2017, 36 niños y niñas concluyeron satisfactoriamente la etapa preescolar con nosotros. Para celebrar este logro, los niños estuvieron rodeados de familiares y personas cercanas en una fiesta de fin de curso alegre y agradecida: una historia con final feliz, que se repite cada año en el asentamiento irregular de Jardines de San Juan.

El trabajo continuará con los 72 niños y niñas restantes, que avanzan de nivel, junto con casi 40 más que se integrarán en el nuevo ciclo que está por comenzar. Las plazas ya están ocupadas, pues los padres han querido inscribir a sus niños cuanto antes para poderles brindar esta oportunidad de crecimiento, desarrollo y aprendizaje.

Desde el primer día del curso, ya lejano, juntos fuimos vivenciando juegos y actividades, aprendiendo de día en día. Los niños fueron creciendo en una sana convivencia a lo largo del curso escolar, aprendiendo a quererse, a veces perdonarse tras una pelea, a jugar, compartir, reír y llorar, y también a aceptarse.
Esta convivencia, apoyada por una nutrición adecuada y el trabajo incansable de las educadoras comunitarias con los niños, ha llegado a un final feliz con la clausura del curso escolar 2016 -2017, despidiendo a los 36 niños y niñas que concluyen Preescolar 3 y que ya cumplen 6 años, listos para integrarse a la escuela primaria.
En un momento tan importante como éste, los papás y familiares quisieron estar cerca de sus niños, orgullosos de los logros alcanzados, y comprometidos con el camino que todavía les queda por recorrer. Fue un día de muchas emociones, y al reconocer cómo han crecido y aprendido tanto, compartimos juntos la alegría ¡de un nuevo final feliz!


jueves, 26 de enero de 2017

¡Gracias Mi Kinder!




Consolidar un centro de atención preescolar infantil para niños de familias de escasos recursos, en medio de un lugar segregado de la ciudad, como es el caso del Centro de Desarrollo Infantil San José, situado en el extremo sur de la ciudad de México, en Jardines de San Juan Ajusco, es una tarea complicada. No obstante, con perseverancia y sobre todo con el gran apoyo por parte de múltiples benefactores hemos logrado mantener este proyecto, mismo que lleva ya más de 10 años en actividad y que ha beneficiado de forma directa a más de mil niños y niñas de esta colonia.
Un ejemplo de colaboración con nuestro proyecto es Mi Kinder, una institución privada con más de 20 años de experiencia, que ofrece día a día una educación preescolar integral a través de su personal altamente capacitado en una colonia acomodada.

Mi Kínder ha aportado de forma altruista desde hace dos años sus múltiples conocimientos con nosotros, organizando diferentes talleres dirigidos a las educadoras comunitarias del Centro San José para elevar su conocimiento en temas como el autocontrol, pensamiento matemático, relajación y yoga, lenguaje y comunicación, lector-escritura, cantos y manualidades, además de organizar actividades recreativas con los niños del Centro San José como posadas, y también con donaciones de material didáctico.

Gracias a los esfuerzos sumados entre ambas instituciones ha podido consolidarse un gran equipo de trabajo en Jardines de San Juan Ajusco, y los niños son beneficiados al acercarlos de formas nuevas a una de las materias más interesantes, las matemáticas, así como con el desarrollo de habilidades para el control de sus emociones. Asimismo, aprenden mejor a resolver conflictos, seguir reglas e instrucciones, concretar tareas y entablar relaciones de amistad.

Es importante continuar con esta iniciativa, perseverar para trabajar en conjunto y así crear un mejor lugar de atención para los niños, en el que puedan seguir aprendiendo y desarrollando sus conocimientos encaminándolos hacia el futuro para que pueda ser retribuido a la sociedad.

¡Gracias, Mi Kínder, ¡por compartir con generosidad conocimientos y medios para ofrecer juntos oportunidades a los niños de Jardines de San Juan Ajusco!